Hay espacio para milagros y Roma es uno de ellos

El conjunto italiano remontó el 4-1 de la ida, y por tercer año consecutivo el conjunto catalán queda fuera de la Champions League

Ciudad de México – AS Roma logró una remontada histórica frente al equipo catalán. Dzeko, De Rossi  y Manolas fueron los encargados de darle vida al equipo italiano y clasificarlos a la siguiente ronda.

El equipo de Valverde venía con marcador a favor, acompañado de una temporada excepcional; sin embargo, los blaugranas salieron al campo sin idea, sin alma y terminaron cayendo frente a un equipo que nunca dejó de creer y que salió a jugar contra todo pronóstico.

La Roma no era semifinalista desde la temporada 1983/84. Mientras que los catalanes por tercera temporada consecutiva quedó eliminado en los cuartos de final (Atlético de Madrid, Juventus y AS Roma).

Dato: Andrés Iniesta y Lionel Messi se convirtieron en los primeros jugadores en disputar 100 partidos de Champions juntos.

Partido:

El FC Barcelona salió al Stadio Olimpico con mucha tranquilidad luego del resultado obtenido en el Camp Nou. Sin embargo, a los catalanes les pesó tanta tranquilidad, pues no pudieron mostrar aquella versión que tanto asombra por Europa.

Tras seis minutos disputados, Edin Dzeko superó a Gerard Piqué y Samuel Umtiti para definir de zurda y vencer Ter Stegen para así abrir el marcador y poner en ventaja a su escuadra.

Dzeko logró marcarle al FC Barcelona en la ida y en la vuelta en una eliminatoria de CL, (de cuartos en adelante), cosa que no lograba nadie desde Robben y Müller en las semifinales de la temporada 2012-2013.

Para la parte complementaria del partido, los errores del conjunto catalán fueron aún más notorios, pues luego de 13 minutos del segundo tiempo, el defensor español, Gerard Piqué le cometió un penal al delantero Dzeko.

El capitán, De Rossi, fue el encargado de transformar la ejecución desde los doce pasos.

A falta de 30 minutos por jugarse, la Roma se ponía a tan solo un gol de lograr la tan sorprendente remontada.

Minutos antes del final sucedió lo inesperado, Kostas Manolas marcó el 3-0; el conjunto catalán se volvió loco y buscó por tierra, mar y cielo el gol que les diera la clasificación. Sin embargo la Roma le negó cualquier posibilidad de hacerlo.

Esta vez ni siquiera Lionel Messi apareció para salvarlos.

Con este resultado el fútbol volvió a sorprendernos, pues los locales hicieron historia al darle la vuelta a una serie que parecía imposible terminando así con el sueño del conjunto catalán para levantar su sexta Orejona.