Pase a Profundidad: Rayados, hago como que corro, hago como que juego

Tal pareciera que los jugadores dejaron de creer en el proyecto de Mohamed, No hay nada peor que un jugador que hace como que corre, que hace como que marca, que hace como que juega; bueno si hay algo peor, la agresión.


Mal y de malas

Una de las peores exhibiciónes que ha tenido el Club de Futbol Monterrey en los últimos torneos.

Cuando me refiero a esto, no estoy hablando del resultado, ya que podría ser irrelevante, me refiero a la actitud derrotista del equipo.

Proyecto sin Crédito

Tal pareciera que los jugadores dejaron de creer en el proyecto de Antonio Mohamed, no hay nada mas dañino que un plantel que no cree en lo que está haciendo.

La falta de compromiso es palpable en algunas jugadas, el mensaje es claro “No me moriré por ti”.

Hago como que corro

Lo que digo tiene sustento, no hay nada peor que un jugador que hace como que corre, que hace como que marca, que hace como que juega, cuando en realidad está tendiéndole la cama a su técnico, si no, pregúntenle  los antiguos directores técnicos del Club León, que han sido victimas de sus jugadores mercenarios y sin vergüenzas.

Los invito a ver la jugada del tercer gol del Puebla, No vean a Cavallini, ni crucifiquen a Jonathan González, que fue el único que intentó hacer algo,  vean detenidamente a Nicolás Sánchez, quien deja mucho  que desear y hace que mis malos pensamientos comiencen a revolotear mi cabeza.

Si, Nicolás Sánchez, el mismo jugador que hace una semana fue el héroe, hoy decidió ser villano.

Una Imagen dice más que mil palabras

Agresión a Diego Armando Medina

Cuando parecía que no podía haber nada peor, que la patética exhibición de fútbol que dieron los Rayados de Monterrey, una mala noticia sacudió las redes sociales.

Un inadaptado, (como bien lo llamó Diego Armando Medina) agredió al reportero, descargando su furia  e impotencia por el mal resultado del equipo, quien, su único pecado, es haber vertido una opinión de lo mal que se ha visto el equipo en últimas fechas.

Este hecho fue confirmado por el Club de Futbol Monterrey, quien publicó lo siguiente:

“Al término del partido de hoy ante Puebla, en las inmediaciones del estadio se suscitó un reprobable incidente en contra de un representante de los medios de comunicación.

“Hemos iniciado el proceso interno de investigación con la intención de facilitar la identificación de los implicados.

“Reprobamos el lamentable hecho. Daremos el seguimiento correspondiente y colaboraremos con las autoridades competentes”.

El reportero por su parte trató de minimiza el hecho, mostrando civilidad y cordura, para no hacer más grande el problema.

Este hecho atenta contra la libertad de expresión, atenta contra el trabajo digno de mucha gente que su única vocación es la de informar.

La violencia,  en cualquiera de sus modalidades es reprobable, sobre todo cuando desvirtúan la escencia primordial del deporte, que es contribuir en la formación de buenos seres humanos.

El Fútbol, nos deja grandes lecciones, nos enseña a ser dignos en la derrota y humildes en la victoria.

Nos enseña a trabajar en equipo, a canalizar los esfuerzo, a ser solidario con el compañero, a no rendirnos nunca, a luchar siempre por nuestros sueños, a ser responsables, a respetar a la autoridad, a saber que una mala acción tendrán consecuencias.

Nos enseña a dominar nuestras pasiones, a controlar el enojo y la frustración; nos permite escapar de la realidad por un momento.

Nos permite asistir a un estadio donde podemos ser libres, a ser nosotros mismos, sin prejuicios , sin estereotipos pero sobre todo y lo más importante, nos da la oportunidad de ser Felices.

Esperemos que este hecho nos despierte de golpe y no se repita más, que un mal momento nos deje algo positivo, pero sobre todo nos enseñe que la felicidad no radica en la victoria de tu equipo, la felicidad radica en sentirnos vivos cada semana en un Estadio de Fútbol.