Día de muertos, tradición mexicana

Tradición mexicana prehispánica, considerada una obra maestra del patrimonio cultural de la humanidad.


Como sabes México es conocido internacionalmente por llevar a cabo año con año la festividad del día de muertos que se realiza los días 1 y 2 de Noviembre. Es tan reconocida, que la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura)  en 2003 declaró, como “Obra maestra del patrimonio cultural de la humanidad” está celebración.

Esta fiesta nace por querer honrar a los difuntos. El ritual  de día de muertos tiene como objetivo  encomiar la vida de los seres queridos ya fallecidos. Haciendo que las familias de los fieles, los elogien haciendo un altar donde dan  todo tipo de ofrendas  que en vida le agradaban al difunto.

Esta colorida fiesta  da la convivencia entre vivos y el recibimiento de los muertos; dándoles  un rico banquete de olores, colores, sabores y música, con la finalidad de no olvidar que la muerte es sólo una transición a lo eterno.

El origen de esta interesante festividad es gracias a las culturas mesoamericanas que habitaban el territorio mexicano antes de la llegada de los españoles, como las etnias mexica, maya, mixteca, texcocana, zapoteca, tlaxcalteca y totonaca.

En la mitología azteca, Mictecacíhuatl (para los aztecas, representaba el principio y el fin de la vida) es la reina de Mictlán. Ella junto a su rey  les da la bienvenida a todos aquellos que mueren por causas naturales. Pero el camino que deben atravesar es largo y doloroso, una vez finalizado esto  los reyes  del Mictlán se disponen a darles el descanso eterno.

Mictecacíhuatl suele ser representada como una diosa descarnada con una cabeza de calavera.

Para los mexicanos el día de muertos  puede representar la tradición más antigua de nuestro país ya que, las personas que siguen propiciando esto, piensan  tomando como una metáfora que la muerte es solo la ausencia física del ser querido  pero, que en espíritu sigue viviendo.

Haciendo que sí sigue llevando a cabo esta hermosa costumbre seguirán entre nosotros nuestros ya fallecidos y al realizar las ofrendas puedan regresar y recordar cómo era la tierra.

El significado de los días de celebración:

28 de octubre Es cuando se recuerdan a las personas que murieron en algún accidente

30 de octubre se recuerdan a los bebes que murieron antes de ser bautizados

31 de octubre se celebra a los niños menores de 12 años

01 de noviembre es el Día de Todos los Santos y se recuerda a quienes fallecieron por causas naturales o enfermedades

2 de noviembre, después de las 12 del día según creencias es cuando las almas de los difuntos se van se recogen las ofrendas y se levantan los altares.

La decoración

Para esta gran fiesta incluye desde decorar un altar en el hogar hasta adornar las tumbas de los cementerios de los seres queridos haciendo que el regreso al mundo de los vivos sea agradable para ellos.

El altar de muertos

Consiste de varios pisos donde combinan las religiones prehispánicas con la religión católica. Los niveles básicos de un altar de muertos son el cielo y la tierra. Puede llevar hasta 7 niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el lugar del eterno reposo.

 Primero piso: Imagen del santo o virgen de la devoción.

Segundo piso:  Cirio o una veladora para las ánimas del purgatorio puesto que los ilumina y acompaña a través de la oscuridad del sepulcro, un vaso de agua y un espejo, para que el ánima se vea y no olvide que ha muerto y así evitar que se quede en este mundo.

Tercero piso: Sal para los niños del purgatorio.

Cuarto piso: Pan de muerto

Quinto piso: Comida y fruta que fueron los preferidos por el difunto.

Sexto piso: Foto del ser querido a quien se dedica el altar.

Séptimo piso: Cruz hecha de flores de cempasúchil la cual representa el camino que debe seguir el difunto.

También el altar puede llevar:

Arcos de cempasúchil: Puesto que se cree que San Pedro les da permiso a las almas para salir y visitar a sus familiares vivos, por eso representan la entrada y salida del paraíso.

Pliegos de papel picado: Los colores pueden ser de distintos colores, pero el amarillo y el morado representan la dualidad entre la vida y la muerte.

Calaveras y figuritas de azúcar o alfeñique: Regularmente las pequeñas representan a la Santísima Trinidad y las grandes al Padre Eterno.

Copal: Se sabe que el humo “limpia” y ahuyenta los malos espíritus para que el alma del familiar pueda entrar a la casa sin ningún peligro.

Flores: Las alhelís y las nubes son las más comunes. Su color blanco significa la pureza y la ternura, por lo que se colocan en los altares y ofrendas dedicadas a los “angelitos”.

Las mejores 10 ciudades donde celebran día de muertos:

1.- Pátzcuaro, Michoacán

2.- San Andrés Mixquic, Cd. México

3.- Ciudad de México

4.- Teotihuacán, Edo. México

5.- Xochimilco, Cd. México

6.- Oaxaca

7.- San Miguel de Allende, Guanajuato

8.- Aguascalientes

9.- Ocotepec, Cuernavaca

10.- Tehuixtla, Morelos