Astros se corona en la Conferencia Americana y enfrentará a Dodgers en la Serie Mundial.

Luego de una serie de locura ante los Yankees de Nueva York, el equipo de Houston hizo pesar su localía y disputará su segunda Serie Mundial en la historia.


Horas antes de iniciar el encuentro ya se sabía quiénes serían los pitchers elegidos en subir a la lomita. Por parte de Houston, Charlie Morton fue el designado por el manager A.J Hinch, mientras que Joe Giraldi de los Yankees apostó en darle continuidad a C.C Sabathia.

Durante las primeras entradas del duelo se presentaron diversos hits de ambos equipos, pero el trabajo hecho por los jardineros y los paradores en corto tanto de los Astros como de los Yankees se mantenía excelso.

Por los locales, el jugador más peligroso se llamaba Alex Bregman, quien muy temprano conectó par de hits que pusieron a trabajar a la defensiva neoyorquina que respondía de buena manera.

Pero el que sí concretó fue el Oso Adam Gattis, bateador designado de Houston que inauguró la pizarra gracias a un cuadrangular solitario que puso al frente a los de naranja 1-0.

En la cuarta baja, Giraldi comprendió que el trabajo de Sabathia había terminado y sustituyó al experimentado pelotero por Tommy Kahnle, quien tuvo un trabajo para el olvido. Dos entradas después, los Astros doblaban el marcador gracias a un Home-Run del venezolano José Altuve.

Pepe fue sin lugar a dudas el jugador más valioso de la serie ante Nueva York y de toda la temporada para los tejanos.

Y la fiesta en Houston continuaba, ya que Brian McCann colaboró de manera importante con un batazo imparable que trajo como consecuencia la llegada de dos compañeros que llegaron  tranquilos a la registradora para colocar el marcador 4-0. 

Y después de un gran trabajo por parte del lanzador Charlie Morton, el manager decidió sustituirlo por alguien que entraría a dar otra joya de pitcheo, se trataba de Lance McCullers Jr., personaje que estuvo intratable desde la loma.

 

Transcurrieron las jugadas y McCullers mantenía el cero que a la postre se quedaría hasta la última entrada, donde el equipo de los Astros retiró sin problema a la ofensiva de la gran manzana para ponerle punto final a la serie y coronar a Houston campeón de la Conferencia Americana y próximo rival de los Dodgers en la Serie Mundial 2017.